Queremos que el deporte sea nexo de unión entre los adolescentes de las etapas de Secundaria y Bachillerato, y, por ello, celebramos los primeros días de curso un día muy especial.

El viernes 15 de septiembre amaneció  lluvioso y gris, pero no supuso ningún impedimento para que saliésemos desde el Colegio, rumbo al pabellón polideportivo de La Granja. La emoción de los alumnos era evidente, y es que el simple hecho de salir del centro para disfrutar juntos en torno al deporte es un aliciente fundamental para chicos y chicas de 12 a 17 años.

El gris pronto se convirtió en colores, los de las camisetas de cada equipo: rojo, blanco, amarillo, rojo, verde, naranja, azul,…y a pesar de que el día continuó con lluvia, fue dándonos tregua para poder realizar las pruebas. Los equipos internivelares se fueron repartiendo por las pistas de atletismo para competir y disputar partidos de diferentes deportes.

 

El objetivo que perseguimos con esta actividad se ha mantenido intacto desde que la retomamos hace tres años, fomentar la convivencia entre iguales gracias a la práctica del deporte; si bien este curso 17-18, hemos podido contar con algunas novedades que han contribuido a mejorarla sin duda. Por un lado, nos acompañaron los estudiantes de Suecia que conviven como parte del intercambio con sus compañeros de 2º de ESO, y quienes participaron en todas las actividades organizadas; por otro lado, los alumnos de 2º de Bachillerato que cursan la materia de Educación Física y Vida Activa, fueron los encargados de organizar y arbitrar las pruebas, como ayudantes excelentes de Jorge Molina, Coordinador de la materia de E.F.

 

 

Después de las pruebas disputadas por la mañana, alumnos y profesores comemos juntos en el Parque de La Granja, y descansamos un rato para seguir por la tarde con más deporte.

 

 

¿Qué resultados obtenemos gracias a esta jornada? ¿Qué se consigue con ello?

La experiencia nos lleva a comprobar que:

  • Se fomentan las relaciones positivas entre alumnado de diferentes cursos y etapas
  • Se potencia la cercanía entre profesores y alumnos
  • Se valora el deporte como forma de ocio y fuente de salud
  • Se incrementa el sentimiento de pertenencia a la comunidad educativa Juan de Lanuza.

Estibaliz Navarro, Responsable de Proyectos Colegio Juan de Lanuza

Deja un comentario