El Colegio Juan de Lanuza se caracteriza desde sus inicios por ser un referente en  innovación educativa y plurilingüismo

“Ofrecer una educación integral que cubra todas las áreas de conocimiento del alumno”. Ese es el objetivo principal que persigue desde su fundación en 1978, el Colegio Juan de Lanuza, todo un referente en Aragón en materia de innovación educativa y plurilingüismo.

La excelencia en idiomas ha sido, desde sus orígenes, una de las máximas del centro, que a día de hoy tiene matriculados a más de 600 alumnos, desde Infantil hasta Bachillerato. Todos ellos viven desde muy pequeños su día a día en dos idiomas, y como comenta la directora del Colegio, Pilar Fernández Fortún, “comunicarse en inglés es ya parte de su rutina diaria pues está integrado, desde los 2 años en el aula de una manera totalmente normalizada”. Además, a partir de los 6 años, los alumnos cursan otros idiomas, como francés, alemán o chino. El objetivo es que estén preparados para un mundo plural.

METODOLOGÍAS Para potenciar el espíritu crítico y emprendedor de los alumnos, el Colegio Juan de Lanuza apuesta por un “aprendizaje cooperativo y basado en proyectos”, e integra desde sus orígenes, las últimas metodologías en materia educativa, como el no llevar libros de texto. De esta forma, son los propios docentes quienes elaboran y proporcionan al alumnado los diferentes materiales con los que se trabaja en el aula, siendo en este sentido pionero el programa de robótica educativa curricular que se imparte desde hace cuatro años en el centro. La educación emocional y en valores son otras de las claves para conseguir la excelencia, y estas se trabajan por medio de un programa que coordina el Departamento de Orientación del Colegio. “Educamos desde el afecto para que los alumnos vengan felices y contentos a clase, porque somos conscientes de que trabajar la motivación es una de las premisas fundamentales para que aprendan mejor”, destaca Fernández Fortún.

“Educamos a los alumnos para que sepan generar soluciones a nuevos retos de forma autónoma ”

PROFESOR GUÍA La metodología empleada en el Colegio sitúa de esta forma al alumno en el centro y convierte al profesor en un “guía” que ayuda al niño a “dar lo mejor de sí mismo”, permitiéndole la gestión de su propio aprendizaje de forma flexible, aunque pautada. El resultado- comenta la directora- es la formación de alumnos “competentes, flexibles y resolutivos”, preparados para salir de su zona de confort y acceder a cualquier universidad del mundo, puesto que por medio de una educación global, en emprendimiento y valores se les han brindado “las herramientas necesarias que la sociedad del siglo XXI demanda”.
Estibaliz Navarro, Responsable de Proyectos Colegio Juan de Lanuza

Deja un comentario