El viernes pasado los profesores y alumnos de Secundaria y Bachillerato practicaron deporte juntos en el Centro Deportivo La Granja.

 

El objetivo de esta jornada es fomentar la empatía y las relaciones entre alumnos de los diferentes cursos de Ed. Secundaria y Bachillerato y los docentes, a través de deportes colectivos, pruebas de atletismo y clases de zumba.

Es ya una fiesta tradicional que celebramos cada mes de septiembre con motivo del comienzo de curso, para que los alumnos puedan conocerse mejor. Además desde el curso pasado la organización del evento está en manos de los alumnos de 2º de Bachillerato que cursan la materia de Educación Física y Vida Activa, liderados por su profesor y Coordinador de Actividades Complementarias, Jorge Molina.

La organización del día resultó un éxito, ya que los chicos y chicas de 2º de Bachillerato trabajaron con interés. En primer lugar, formaron grupos con miembros de diferentes cursos y les asignaron un color, que les comunicaron días antes para que todos pudiesen preparar sus camisetas: blanco, rojo, verde, rosa,… Después, prepararon un horario muy variado que hizo que todos pudiesen participar en las diferentes actividades, carreras, relevos, salto de altura, zumba, baloncesto,…Cuando llegó la hora de la comida, estuvimos comiendo y descansando en el parque cercano al complejo deportivo, para continuar con las competiciones de la jornada vespertina, esta vez, sin los alumnos y alumnas de Bachillerato que ya se habían ido a casa, tras un merecido aplauso que les dedicaron todos.

Por su parte, los profesores estuvieron allí en primera línea, arbitrando, animando a los deportistas y por supuesto, siendo  parte activa de las pruebas. Es éste un día especial y los alumnos disfrutan mucho compartiendo el tiempo con sus profesores en un ambiente relajado y distendido.

Desde el colegio consideramos que estas jornadas son muy importantes para la cohesión de los alumnos dentro del espíritu y valores que promueve Juan de Lanuza. Se fomentan la solidaridad, el compañerismo, la generosidad y la empatía.  Además de promover una cultura deportiva y de actividad física, fundamentales en el desarrollo físico y mental de los adolescentes, que tantos beneficios a nivel social y de salud personal proporciona.

Los resultados de las pruebas no son lo más importante para nosotros, porque nos quedamos con el ambiente que se crea durante todo el día: muy agradable, tanto para los alumnos como profesores, quienes disfrutamos mucho. Estamos seguros de que el clima de respeto mutuo y buena armonía entre diferentes sexos, edades, y etapas se prolongará durante todo el curso.

 

Estibaliz Navarro, Responsable de Proyectos Colegio Juan de Lanuza

 

Deja un comentario